Testimonio Colombia: Asesinatos de líderes indígenas

Jaime León, activitsta por la paz y los derechos humanos en Colombia

"La tierra es el botín. Hay casi 8 millones de campesinos desplazados y casi 10 millones de hectáreas despojadas"

Jaime León habla en estas líneas sobre los asesinatos de líderes indígenas.

-¿Cuál es la situación actual de los indígenas en Colombia?
Colombia es increíble. Lo que pasa en nuestro país es humanamente muy complejo, sufrimos situaciones de intranquilidad, de persecución... Trabajar por y para los otros, que debería ser bien visto, en muchas ocasiones no lo es.

Nosotros hablamos mucho desde el evangelio sin ser dogmáticos y sin ser impositivos en nuestra fe, porque eso lo tenemos claro: en las comunidades indígenas nosotros, por política, hemos decidido no hacer ni un padre nuestro. Estas culturas tienen su propia creencia, su Dios propio y no queremos ir a colonizarlos.

Parece mentira que a pesar de todo esto haya fuerzas que no vean con buenos ojos que acompañemos a los indígenas, que acompañemos a los campesinos excluidos, que ayudemos a que tengan un título de propiedad de la tierra, a que tengan el derecho a desarrollar su propia cultura y no sean perseguidos…

Asesinatos de líderes indígenas en Colombia

En el 2016 aproximadamente 100 personas han sido asesinadas en todo el país. Los líderes sociales sufren amenazas, persecución, falta de garantías para poder hacer un trabajo de derechos humanos…

Ahora existe una nueva forma de eliminar a los líderes sociales. Durante los años 80, 90 y parte de la primera década del 2000 se exterminó a la Unión Patriótica: más de 5.000 militantes del partido político y líderes muy importantes, como senadores, candidatos a la presidencia… Este hecho mermó las posibilidades de tener una democracia real, pues se denegó la oportunidad de que grupos distintos de los que están en el poder pudieran acceder a participar.

-Usted también ha sido extorsionado, ¿verdad?

A pesar de nosotros exigir respeto por los derechos de los más humildes, el año pasado se inició una campaña contra mí, mandaron cartas desprestigiándome a los claretianos en España, en Italia, aquí en las dos provincias…, diciendo que yo me hacía pasar por claretiano, diciendo que yo tenía tierras allí y que además generaba violencia…

También mandaron cartas a otras organizaciones sociales insinuando que había un proceso judicial contra mí por el asesinato de una persona. Porque en los últimos dos años han ocurrido cinco asesinatos y nosotros los hemos denunciado. La pelea por la tierra genera muertos si no hay intervención del estado.

Sobre mí han intentado esta campaña de desprestigio pero no me han amenazado directamente.

Pero sí hay una amenaza por lo menos cada mes, contra uno u otro líder del proceso. Hay compra de líderes también, hay ofrecimientos de dinero.

En este momento los indígenas y los campesinos temen hacer denuncias, temen reclamar la tierra.

Las acciones de los grupos paramilitares contra el movimiento social, para nosotros que somos parte de él, siguen presentes y lo evidencian los asesinatos de alrededor de 100 personas. Muchos líderes del movimiento social y político “Marcha patriótica”, que algunos han catalogado como cercano a las FARC, han sido asesinados.

Amenazas constantes en todos los departamentos donde se recibían cartas y panfletos diciendo que eran autodefensa nacional de Colombia, los arubeños, las águilas negras… y que no iban a permitir, que la guerrilla, que la izquierda, llegase al poder o accediese al poder.

También hay grupos anti-restitución de tierras. La tierra es el botín en la guerra colombiana porque quien se ha quedado con la tierra han sido los grandes empresarios. Hay casi 8 millones de desplazados, campesinos prácticamente todos, y casi 10 millones de hectáreas despojadas de esos campesinos.

En el proceso de implementación de paz estas tierras tendrán que ser devueltas a esos campesinos. Estos grupos anti-restitución de tierras son grupos que no quieren que las tierras regresen a sus dueños originales y por tanto se oponen también al proceso de paz.

-¿No hay riesgo de que vuelva a pasar como los asesinatos de la unión patriótica que también atentan contra los ex guerrilleros?

Creemos que sí hay ese riesgo. Ya hay una estrategia de eliminar a líderes sociales, que puedan ser cercanos a los partidos políticos de izquierda. La muerte de estas casi 100 personas el año anterior nos demuestra que ya hay una estrategia de eliminar a personas que puedan ser líderes de partidos de izquierda o partidos progresistas. Y seguramente, con toda tristeza, veremos como se asesina a líderes de partidos nuevos de izquierda. Es muy triste, pero va a ser así.

Tu donativo ayuda a las personas más vulnerables

Tu aportación es muy valiosa para que cada día más personas tengan acceso a una vida digna. Únete a la lucha contra el... Leer más

Cada aportación cuenta: hazte socio de la ONG Manos Unidas

Erradicar el hambre y la pobreza sólo es posible gracias a personas como tú. Gracias a nuestros socios y donantes,... Leer más

Firma ahora por una regulación efectiva de los minerales de conflicto

Las raíces del conflicto en la R.D. del Congo son complejas y profundas, pero se han visto agravadas por las disputas... Leer más
ONG contra la pobreza en el mundo