Salir del caos en la República Centroafricana

Juan José Aguirre continúa sus reflexiones sobre la dramática situación de la RCA después del golpe de estado, destacando que cuando aquí estamos a una semana de comenzar el verano, ellos están todavía instalados en el ojo de la tormenta, el vertiente caliente de un volcán en erupción.

“Nos preguntamos: ¿cuándo saldremos del agujero? ¿Hasta cuándo seguiremos bajo el mando de estos mentecatos?

Tanta gente y tantos organismos en España quieren ayudarnos a reconstruir los proyectos dañados de Bangassou. Desde Manos Unidas hasta Ayuda a la Iglesia que sufre (Necesitada), desde quien organiza un desfile o un concierto hasta quien es subvencionado para correr un maratón o saltar en paracaídas.

La Fundación Bangassou no para de inventar cosas. Pero nos preguntamos: ¿cuándo querrá el Señor sacarnos de este atolladero? 

Juan José Aguirre amb un nen de la RCA

Porque si seguimos al mando de estos indeseables, todo lo que reconstruyamos nos lo volverán a saquear. 

Sólo  nos consuela la fe de la gente con la que vivimos, las familias de la parroquia o nuestros vecinos, que se echan a llorar cuando nos ven caminando todo el día por las empinadas veredas del barrio de la catedral hasta el orfanato.

Y es que el único coche que nos había quedado, el de la misión de Ouango donde quemaron las casas del barrio católico, lo tiene para su uso privado nuestro comandante en plaza, que lo ha pintado de verde chillón y dice que le sirve para perseguir a los ladronzuelos de Bangassou y poner orden entre sus vasallos.

Ojalá que los países vecinos encuentren una solución o que la Unión Africana intervenga con mano segura y después de la tempestad venga la calma. Porque así, como estamos hoy, no podremos durar mucho tiempo!

Y entre tanto dolor, otra tarea del obispo Aguirre es hacer ver a la población que no caigan en los estereotipos, que entiendan que “no todos los musulmanes son Seleka” Y es que, para citar sólo un ejemplo, cerca de Bangassou, en Ouango, “el 21-22 de abril 2013, no sólo abusaron de las mujeres sino que además quemaron 900 cabañas, casas de ladrillo y graneros. Además hubo 10 asesinatos. Siempre para demostrar quién tiene  la vara de mando y quienes tienen que cerrar la boca”.

Nosotros insistimos cada domingo a los fieles que no todos los musulmanes son Seleka, que no todos los de Seleka son tan pervertidos, que también hay católicos y protestantes degenerados, que Diós no duerme, que un día todo esto canviará...". 

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Haití, azotado por los terremotos y otros temblores
Manos Unidas no quiere comenzar este año 2019 sin recordar a uno de los países más pobres del planeta: Haití. Allí, después de los últimos... Leer más
Artículo Populorum Progressio por Antoni Babra
San Pablo VI y una encíclica para Manos Unidas
El pasado 12 de diciembre, en la última Asamblea de Manos Unidas Barcelona, su consiliario, Antoni Babra, leyó como inicio de la jornada un... Leer más
Marcha por la paz 2019
Manos Unidas apoya a la Comunidad de Sant'Egidio
Con motivo de la Jornada Mundial por la Paz, la Comunidad de Sant'Egidio, promueve cada 1 de enero de 2019 - por decimoséptimo año... Leer más