Proyecto Social América Latina | ONG Nicaragua | Formación Jóvenes Rurales

Los jóvenes de Madriz (Nicaragua) necesitan aumentar su conocimiento agrícola

Este proyecto educativo en Nicaragua tiene el objetivo de mejorar la formación agrícola de los adolescentes del departamento de Madriz. Con tu ayuda, podemos hacerlo realidad.

Nicaragua tiene unos 6 millones de habitantes, y de estos el 42% vive en el medio rural. Su población es predominantemente joven ya que más del 60% es menor de 30 años, y el 30% o aproximadamente 1,8 millones, tienen entre 15 y 30 años (USAID, 2011).

Se estima que cada año 100.000 nicaragüenses adquieren el estatus de económicamente activos y buscan oportunidades en el mercado laboral, pero sólo 40.000 logran ubicarse en un puesto de trabajo. Los programas de formación técnica de calidad en escuelas secundarias y profesionales son críticos en el desarrollo de habilidades.

Nicaragua continúa siendo el país de América Latina con el mayor porcentaje de niños y jóvenes fuera del sistema educativo

De los 1,4 millones de adolescentes (10-19 años), UNICEF estima que un 50% no están matriculados en educación secundaria y que sólo un tercio de la población se gradúa. No obstante, existe una clara necesidad de habilidades en la agricultura, procesamiento de alimentos, energía renovable, construcción de infraestructura turismo.

A pesar de los esfuerzos gubernamentales, Nicaragua continúa siendo el país de América Latina con el mayor porcentaje de niños y jóvenes fuera del sistema educativo, y con las tasas más bajas de finalización tanto de la educación primaria como secundaria (en relación al resto de países de América Latina). Lamentablemente, el acceso a menudo está limitado por su ubicación. Lo cual es especialmente cierto en las comunidades rurales del país, donde los estudiantes deben caminar varios kilómetros para llegar a la escuela.

Este es el caso del corredor seco al norte del país, donde la infraestructura educativa es muy deficiente y los niveles de pobreza elevados, afectando sin duda a la educación de los jóvenes. En la zona trabaja la Asociación Familia Padre Fabretto, organización sin ánimo de lucro cuya misión es lograr que los niños de Nicaragua y sus familias rompan el círculo de la pobreza y puedan mejorar sus expectativas de futuro a través de la educación y la nutrición.

La estrategia de Fabretto es global y busca una transformación a nivel comunitario, involucrando a actores locales (padres, profesores, voluntarios, entidades locales etc). Fabretto solicita a Manos Unidas apoyo para poner en marcha un proyecto en los municipios de San José de Cusmapa y Las Sabanas, departamento de Madriz.

El proyecto gira en torno al Sistema de Aprendizaje Tutorial (SAT) que es un programa de educación secundaria y formación técnico vocacional para jóvenes de zonas aisladas rurales donde la oferta educativa se limita a la educación primaria. Proporciona acceso a una educación a jóvenes y adultos directamente en sus comunidades, a través de una metodología de formación flexible, que permite al estudiante continuar sus estudios mientras permanecen trabajando en sus zonas de origen.

Lo innovador de SAT es que logra una efectiva transformación social y económica, individual y colectiva de jóvenes del medio rural convirtiéndolos en agentes de desarrollo local con espíritu emprendedor. El proyecto tiene como propósito mejorar la formación de 114 jóvenes (13 -18 años) a través de cursos de formación técnico agrícola, con énfasis en el emprendimiento. Los cursos estarán avalados por el Instituto Tecnológico Nacional- INATEC. Además de los cursos técnicos, se contempla impartir capacitaciones a los tutores del programa SAT, Técnicos Locales, padres, líderes y autoridades locales, con el fin de asegurar la correcta implementación del programa, beneficiando de forma directa a un total de 234 personas.

Sistema de Aprendizaje Tutorial (SAT) es un programa de educación secundaria y formación técnico vocacional para jóvenes de zonas aisladas rurales.

Este proyecto fomentará intercambios de experiencias de modo que los jóvenes puedan conocer emprendimientos exitosos en el contexto rural. También, se fomentará un "semillero de emprendedores" para incentivar la puesta en marcha de micro proyectos en sus comunidades de origen. Así, los jóvenes obtendrán la experiencia necesaria en condiciones reales para afianzar y consolidar el conocimiento adquirido a través de la formación. Se espera que ellos puedan convertirse en agentes locales de cambio, y contribuir al desarrollo de sus comunidades.

Manos Unidas aportará fondos para las capacitaciones, intercambios, materiales, servicios técnicos y monitoreo (60%). El socio local aportará fondos para personal, viajes y materiales (40%).

Más información del proyecto
Referencia del proyecto: 
NIC/71889/LVII-C
Any: 
2017
Socio local: 
Asociación Familia Padre Fabretto
Responsable local: 
Miriam Lazo Laguna
Presupuesto: 
50.104€
Beneficiarios directos: 
234
Beneficiarios indirectos: 
450
Más proyectos del país: 
Más proyectos de este tipo: 

Proyectos para cambiar el mundo. Ayúdanos a ayudar

 
00:00

Más ejemplos de proyectos de desarrollo apoyados por las delegaciones de Manos Unidas ONG de Cataluña y Baleares

Este proyecto busca construir un dispensario en Burkina Faso

Los habitantes de Dedougou (Burkina Faso) necesitan un dispensario médico

Este proyecto de salud en Burkina Faso tiene el objetivo la apertura de un dispensario médico en... Leer más
Un niño del municipio boliviano de Pojo

La comunidad indígena de Pojo (Bolivia) quiere dinamizar su economía local

Este proyecto agropecuario en Bolivia tiene el objetivo de dinamizar la economía local de Pojo. Con... Leer más
Este proyecto quiere mejorar las condiciones alimentarias en Tanzania

En Iringa (Tanzania) requieren ayuda para salir de la pobreza y asegurarse la alimentación

Este proyecto agropecuario en Tanzania busca mejorar las condiciones de vida de los habitantes de... Leer más