Proyecto Educación África | ONG Madagascar | Ampliación Escuela Bachillerato

  • Alumnos malgaches atienden en clase
  • Los alumnos haciendo fila para entrar en su aula
  • El bloque de secundaria de la escuela
  • Edificio que acogerá a los alumnos de Bachillerato

Los estudiantes de Ankandridamamy (Madagascar) merecen estudiar bachillerato

Este proyecto educativo en Madagascar tiene el objetivo de facilitar el acceso al bachillerato a los jóvenes de Ankandridamamy. Con tu ayuda, podemos hacerlo realidad.

El colegio de bachiller Don Giustiniano se encuentra en la parroquia de San Juan Bautista en Ankandridamamy, que es un barrio periférico de Antananarivo, capital de Madagascar. Cuenta actualmente con una población de aproximadamente 14.593 habitantes mayormente provenientes de las zonas rurales de las que huyen en busca de mejores condiciones de vida. Es un entorno de familias modestas dedicadas básicamente a la venta ambulante de frutas y otros productos agrícolas, o a la producción artesanal. La gran mayoría son pobres y viven bajo el umbral de la pobreza.

A pesar de su situación de miseria los habitantes de este barrio realizan enormes esfuerzos para poder sufragar la educación de sus hijos al entender que es la única vía con la que cuentan para salir de este círculo de pobreza. Actualmente en este barrio existe un colegio de secundaria católico, que ha sido apoyado por Manos Unidas, del que cada año salen 120 jóvenes dispuestos a continuar con los estudios de bachiller, sin embargo muchos de ellos finalmente se ven obligados a abandonar los estudios por falta de medios o infraestructuras educativas.

El proyecto promoverá los estudios de bachiller en el distrito de Ankadindramamy.

Hace tres años la parroquia puso en marcha en su propio terreno un colegio de bachiller que actualmente cuenta con seis aulas. Esta iniciativa ha sido muy bien recibida por los habitantes de la población y el actual número de alumnos es de 220. Dado que el número de aulas es claramente insuficiente por el gran número de solicitudes que reciben el párroco se ha dirigido a Manos Unidas para solicitar la construcción de cuatro nuevas aulas. Con esta aportación serán capaces de acoger a todos los grupos y niveles de bachiller en condiciones dignas y adecuadas.

Los padres de alumnos van a participar activamente en la realización del proyecto aportando la construcción de un bloque de letrinas, el cerramiento del terreno recientemente destruido, el equipamiento de las aulas y un porcentaje de la construcción. El total del aporte local asciende al 20% del total del proyecto. El número de beneficiarios serán los 140 alumnos que podrán ser inscritos en el colegio.

Más información del proyecto
Referencia del proyecto: 
MAD/71404/LVII-C
Any: 
2017
Socio local: 
Parroquia San Juan Bautista de Ankandridamamy
Presupuesto: 
Chrisitan Ogbonna
Beneficiarios directos: 
140
Beneficiarios indirectos: 
700
Más proyectos del país: 
Más proyectos de este tipo: 

Proyectos para cambiar el mundo. Ayúdanos a ayudar

 
00:00

Más ejemplos de proyectos de desarrollo apoyados por las delegaciones de Manos Unidas ONG de Cataluña y Baleares

Los jóvenes beduinos muestran orgullosos sus diplomas

El Estado de Israel no respeta los derechos de los jóvenes de Neguev

Este proyecto educativo en Israel tiene el objetivo de proteger los derechos de los jóvenes árabes... Leer más

El centro de formación de Njavnyuy (Camerún) se ha quedado pequeño para acoger a todos los alumnos

Este proyecto educativo en Camerún tiene el objetivo de ampliar el centro de formación profesional... Leer más
Unos niños del municipio de Costa Chica, en Guerrero (México)

El estado de Guerrero (México) necesita reforzar su tejido social

Este proyecto social en México tiene el objetivo de fortalecer el tejido social, comunitario y... Leer más