Escrito del Delegado del Gobierno en Tarragona, Òscar Peris, a Manos Unidas

El Delegado Territorial del Gobierno en Tarragona, Òscar Peris, ha querido sumarse a la commemoración del 50 aniversario de Manos Unidas Tarragona con el siguiente escrito:

Da la mano

Dar la mano siempre ha sido una buena señal. Encajamos las manos cuando nos saludamos y así demostramos que no escondemos nada. Damos la mano para ayudar. Acariciamos con la mano para expresar consuelo, afecto, compañia. Y las unimos para hacer cosas juntos. Eso es lo que hace Manos Unidas, Tarragona, desde hace 50 años. Desde entonces, unas cuantas generaciones tarraconenses han unido las manos para ayudar, en mil y un proyectos en todo el mundo, sin preguntar y casi sin conocer exactamente el nombre y las caras de las personas que mejoraban su vida y su futuro con esa ayuda.

Cada una de las personas que dedican una parte de su tiempo, desde sus esfuerzos, a veces de su patrimonio, al trabajo de Manos Unidas, lo hace por motivos propios. Cada cual valora más o menos conceptos muy parecidos, con límites difusos, pero también con diferencias: caridad, solidaridad, justícia... Puede llegar desde muchos caminos, desde una determinada visión del mundo, desde una creencia religiosa, quizás por un entorno familiar o social. Eso es importante -o lo puede ser, en diversos grados- para esa persona. Seguramente, no es tan importante para la comunidad que puede obtener un sistema de potabilización de agua, o construir una escuela para los niños, o una granja cooperativa. Allí llegan los hechos.

Sin embargo, aunque no se vea, también llega la mano, la mano que estrecha, que acompaña, que une. Quizás una mano que les canta, en una bellísima pieza, Maria del Mar Bonet, cuando dice

Dóna'm sa mà, amor,  (dame la mano, amor,)

mira que freda està;    (mira que fría está;)

dóna'm sa mà, amor,   (dame la mano, amor,)

freda de no estimar.    (fría de no querer.)

Las Manos Unidas, que se dan desde hace cincuenta años, no son nada frías. Tienen el calor del amor. Démonos todos las manos de esta manera.

Òscar Peris i Ròdenas

Delegado Territorial del Gobierno en Tarragona

Añade un comentario