Hambruna En África 2017 - Yemen

Más de 10 millones de personas necesitan ayuda urgente en el Yemen

Casi un 40% de la población del Yemen, país habitado por 27'4 millones de habitantes, necesitan de ayuda urgente. La guerra con Arabia Saudí, que ya suma 10.000 muertos, está destrozando al país.

Guerra Civil en Yemen

Lo que se conoce como la Primavera Árabe, que se inició en Túnez en diciembre de 2010 y se extendió a varios países, llegó al Yemen en enero de 2011. Las protestas iniciales se centraron en el desempleo, la economía y la corrupción, pero rápidamente la situación derivó en protestas contra el entonces presidente Ali Abdullah Saleh, al que se pedía que dimitiera.

El nivel de enfrentamiento entre manifestantes y las fuerzas gubernamentales fue subiendo de intensidad, llegando a producirse muchas muertes en el bando opositor. Algunas fuentes afirman que más de 2.000 personas murieron durante la Primavera Yemení.

En junio de 2011, Ali Abdullah Saleh sobrevivió a un atentado y fue trasladado a Arabia Saudí para ser tratado de sus heridas. Durante este tiempo, su vicepresidente Abd Rabbuh Mansur Hadi fue designado temporalmente como Presidente. El 23 de noviembre de 2011, Ali Abdullah Saleh designó a Hadi como futuro Presidente y se exilió a los Estados Unidos de América. Unos meses después, en febrero de 2012, Saleh regresó al Yemen y el 27 de ese mes entregó su cargo de forma oficial a Abd Rabbuh Mansur Hadi.

A pesar de que aparentemente cedió a las protestas e incluso cedió el cargo a su vicepresidente Hadi, Ali Abdullah Saleh nunca dejó de aspirar a volver al cargo en el que había estado más de 30 años. Por ello, Saleh fue el lider en la sombra que auspició la rebelión Hutí, grupo zaidí perteneciente a la rama chiita del Islam.

Este golpe de estado de los hutíes, que consiguieron el control de la capital Sana'a, provocó que el presidente Hadi dimitiera el 22 de enero de 2015, apenas 3 años después de acceder al cargo. Días después, los rebeldes hutíes se proclamaron como la nueva autoridad del país, pero la oposición y muchos gobiernos extranjeros se negaron a aceptar esta declaración, así como tampoco la ONU.

En marzo de 2015, Arabi Saudí declaró la guerra al gobierno rebelde Hutí y comenzó la operación al-Hazm Storm, consistente en bombardeos sistemáticos contra las ciudades dominadas por los hutíes. Al país saudí se unieron, en forma de coalición, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Qatar, Bahrein, Jordania, Marruecos, Sudán, Egipto y Pakistán.

La coalición saudí está apoyada por los Estados Unidos de América. La Administración Obama mantuvo su postura de forma discreta, pero el nuevo gobierno estadounidense de Donald Trump sí ha mostrado explícitamente su apoyo a Arabia Saudí y ha pedido intensificar los ataques contra los territorios hutíes. Por su parte, los rebeldes hutíes son apoyados por Irán.

Apenas 115 km marítimos (el estrecho de Bab el-Mandeb) separan al Yemen de África.

Desastre humanitario en Yemen

En medio de todo esto, como siempre, la que más está sufriendo es la población civil, que ya acumula 10.000 muertos en 2 años. Y los que no han muerto en medio de la guerra, se enfrentan a la peor hambruna que se recuerda en el país, con más de 7 millones de personas en riesgo extremo de morir de hambre.

Casi 500.000 niños sufren desnutrición aguda grave. Según la ONU, se necesitan de forma urgente 1.700 millones de dólares para combatir la hambruna que asola al Yemen. Los dos años de guerra han hecho aumentar los niveles de paro y han provocado que muchos ciudadanos hayan perdido su medio de sustento, haciendo crecer a niveles imposibles el hambre y la pobreza.

La complicación de tratar un hambruna se multiplica en el caso de Yemen, pues el bloqueo saudí a los puertos (supuestamente para que los rebeldes hutíes no accedan a las armas) complica sobremanera el poder hacer llegar la ayuda humanitaria a quien más la necesita. Mientras esto no se solucione, la hambruna no hará más que agravarse.

Yemen importa más del 90% de sus alimentos básicos y casi el 100% de su combustible, medicamentos y artilugios médicos. El bloqueo marítimo de la Coalición Saudí provoca que los suministros no lleguen, y que los que lo hacen aumenten de precio de forma desproporcionada.

Según los informes de la ONU, las prioridades se distribuyen de la siguiente manera:

  • 10'4 millones de personas necesitan atención sanitaria urgente.
  • 8'3 millones de personas requieren agua, saneamiento e higiene.
  • 8'2 millones de personas deben ver asegurada su alimentación.
  • 2'6 millones de personas han de recibir alimentos de forma urgente.

Los documentos de la ONU también detallan los objetivos estratégicos para acometer la lucha contra el hambre:

  • Proveer asistencia vital a la gente más vulnerable a través de una atención efectiva y bien dirigida.
  • Asegurarse de que toda la asistencia promueve la protección, seguridad y dignidad de la gente afectada y que se ofrece por igual a hombres, mujeres, niños y niñas.
  • Apoyar y preservar los servicios e instituciones esenciales para una ayuda humanitaria inmediata y promocionar los medios de subsitencia y resiliencia.
  • Proporcionar una ayuda humanitaria bien coordinada y que abogue claramente por ayudar a los más desfavorecidos.

Hugo Pérez Marsol (con información obtenida de la ONU, Russia Today y Wikipedia)

Tu donativo ayuda a las personas más vulnerables

Tu aportación es muy valiosa para que cada día más personas tengan acceso a una vida digna. Únete a la lucha contra el... Leer más

Cada aportación cuenta: hazte socio de la ONG Manos Unidas

Erradicar el hambre y la pobreza sólo es posible gracias a personas como tú. Gracias a nuestros socios y donantes,... Leer más

Firma ahora por una regulación efectiva de los minerales de conflicto

Las raíces del conflicto en la R.D. del Congo son complejas y profundas, pero se han visto agravadas por las disputas... Leer más
ONG contra la pobreza en el mundo