La reducción de emisiones de CO2 debe ser una realidad en todas las sociedades

“Es el momento de construir un mundo más justo y sostenible”, es lo que líderes religiosos y de la sociedad civil dijeron a Beata Jaczewska, actual representante de Polonia y líder de las negociaciones de Rio+20.

Ayer, una delegación de alto nivel de líderes de la Iglesia y de la sociedad civil, animaron a Polonia a que tome un nuevo camino hacia una sociedad más sostenible, en la reunión mantenida con la Secretaria de Estado polaca para el Medioamiente, Beata Jaczewska. La delegación, organizada por la alianza de agencias católicas de desarrollo CIDSE, también urgió a la Comisaria Europea Connie Hedegaard a asegurarse de que la Unión Europea se reafirme en su papel como lider climático para conseguir que las sociedades bajas en carbón sean una realidad.

 “En Bangladesh las familias campesinas sufren las consecuencias del cambio climático causado por países industrializados. Polonia no tiene que volver al pasado, sino que debe aprovechar la oportunidad de trazar un nuevo camino, tomando el liderazgo para la construcción de una sociedad en la que las personas puedan vivir con dignidad y en armonía con la creación.” Fueron las palabras del obispo Theotonius Gomes, Presidente de Caritas Bangladesh. Los millones de especies de Bangladesh se están  viendo amenazadas por la subida de los niveles del mar y las lluvias torrenciales.

La secretaria Jaczewska dijo a la delegación que Polonia apoyaría la hoja de ruta de la UE para 2050, y el compromiso de reducción del 30% de las emisiones de CO2,  aunque con condiciones. Es necesario que ambas lleven a la UE hacia unas sociedades bajas en emisiones de carbón. Subir las ambiciones climáticas, no sólo está moralmente bien, sino que también presenta a Polonia con nuevas oportunidades, dijeron los miembros de la delegación a Jaczewska. Ella dijo a los líderes de la iglesia y de la sociedad civil que es importante sensibilizar acerca del cambio climático en Polonia.

“La utilización de nuevas fuentes renovables harían a Polonia ser más energéticamente independiente. Alejándose del carbón también se ahorraría en otros sectores afectados por la polución, como la sanidad pública y el tratamiento de aguas. Esto resultaría en una mejor calidad de vida,” dijo Anika Schroeder, experta de Misereor en cuestiones climáticas.

Según datos de la Agencia Europea para la Energía, Polonia podría ahorrar entre 13-23 mil millones anuales en gastos relativos a polución, causados por sus plantas de energía e industria.

En la reunión con Hedegaard, la delegación apuntó que las soluciones de reducción de gases efecto invernadero deben ser específicas en el contexto de cada país, para así evitar poner a los países en desarrollo bajo demasiada presión.

El Secretario General de CIDSE, Bernd Nilles también apuntó que una adecuada transición a nuevos modelos económicos requiere financiación.

“No hay tiempo que perder. Los líderes han fracasado en cumplir con el Fondo Verde para el Clima de Naciones Unidas en Durban y tampoco han puesto dinero sobre la mesa aquí en Río. La UE, como campeón climático que es, debe mostrar el camino hacia un mundo sostenible siendo el primero en aportar dinero al fondo, y además implementar un Impuesto sobre Transacciones Financieras” dijo Nilles.

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Haití, azotado por los terremotos y otros temblores
Manos Unidas no quiere comenzar este año 2019 sin recordar a uno de los países más pobres del planeta: Haití. Allí, después de los últimos... Leer más
Artículo Populorum Progressio por Antoni Babra
San Pablo VI y una encíclica para Manos Unidas
El pasado 12 de diciembre, en la última Asamblea de Manos Unidas Barcelona, su consiliario, Antoni Babra, leyó como inicio de la jornada un... Leer más
Marcha por la paz 2019
Manos Unidas apoya a la Comunidad de Sant'Egidio
Con motivo de la Jornada Mundial por la Paz, la Comunidad de Sant'Egidio, promueve cada 1 de enero de 2019 - por decimoséptimo año... Leer más

Añade un comentario