¿Qué deberían cambiar las ONGs en sus actuaciones en África?

Sylvain Nsala Bekanga (RD Congo) habla de los errores de algunas ONGs en cuanto a la cooperación con África. Si te interesan las opiniones de Sylvain, no te pierdas la entrevista.

Nsala es licenciado en Ciencias Políticas y Sociología y doctorando en Cooperación Internacional Migraciones.

------

Barcelona acoge la mesa redonda "África - Derecho A Tener Derechos", con expertos venidos del continente africano. El evento se celebrará el 29 de septiembre de 2011 a las 19h en el Palau Robert de Barcelona.

La asistencia es gratuitala inscripción se realiza en este enlace. Este acto se enmarca en la campaña "África - Cuestión De Vida, Cuestión Debida".

------

A continuación os presentamos el artículo de opinión de Sylvain Nsala, ponente en la mesa redonda, sobre qué deberían cambiar las ONGs en sus actuaciones en África:

"De una forma general, hay que saber que las ONGs están haciendo una gran labor en África y hay que felicitarles. Sin embargo, África es para muchos occidentales el pozo donde verter todas las frustraciones y todas las utopías, el sueño paradójico de que todo está por hacer porque nada se ha hecho bien.

La erótica de la solidaridad, y el fuerte aumento de su consumo año tras año, provoca también una vulgarización de qué significa ayudar, y lo que es más grave, se asocia únicamente solidaridad con ONGs. Sus discursos humanitarios no sólo no consiguen desprenderse de toda la retórica del colonialismo  sino que, además, son una parte implicada de la perversión neocolonial, ya sea indirectamente  o de forma directa.

Es cierto que no todas las ONGs actúan de la misma manera ni contaminan igual la información por ejemplo, pero no debemos olvidar que existe una hegemonía no sólo en lanzar el mensaje sino en cómo los recibimos. Sin ir más lejos, los medios de comunicación a menudo (cuando les conviene) dan por buenas las fuentes objetivas de las ONGs, vistas como productoras de confianza, fiabilidad y, claro está, buena voluntad.

Además, los medios de comunicación se muestran reticentes a ofrecer informaciones que no resulten elogiosas para las ONGs, favoreciendo un déficit de transparencia, de humildad y de autocrítica: casi ninguna ONGs reconoce problemas en sus proyectos. La tendencia, justificada por la poca información plural que nos llega del continente africano, es la de confiar en nuestro trasmisor: desde el explorador, el misionero y el orientalista de los primeros tiempos, al periodista, el cooperante y el turista de la posmodernidad, sus relatos automáticamente los daremos por válidos, certificados por la gran prueba del viaje.

Las ONGs recogen y fomentan esta inercia con las fotografías y entrevistas a sus cooperantes y voluntarios, unas fórmulas que no dejan espacio (o muy poco) para las entrevistas e imágenes de los autóctonos.  Haciéndolo de esta manera, además, consiguen que el donante se identifique con el cooperante, y que en definitiva sea él quien haga posible el milagro.

Las poblaciones africanas son presentadas como masas ignorantes, sin ningún tipo de estrategias de salud, y no otorgan ningún relieve a la existencia de mecanismos y estrategias locales.

Aunque a la baja, y condenado por el Código Ético y de Conducta, también se continúa utilizando como reclamo publicitario las imágenes de niños solos y al margen del resto de la sociedad, como si tuvieran una existencia por separado. De esta manera, se perpetúa la infantilización del continente y refuerza el sentimiento de superioridad de los europeos hacia los africanos, constituyendo una apropiación simbólica de la infancia africana por parte de los africanos.

El mensaje que trasmite es que las sociedades del Sur han fracasado, que sus adultos son unos inconscientes y que los donantes deben suplantarlos. Este tipo de mensajes dan la falsa imagen que el protagonista principal del desarrollo es el donante, y no las comunidades implicadas.  De esta forma, a los ojos del lector de la propaganda de las ONG, los africanos se convierten en simples receptores pasivos de las ayudas occidentales. Sin los occidentales, Los africanos no hubieran sido capaces de hacer nada: ni de ir al colegio, ni de lavarse, ni de curarse, ni de defenderse...

Uno de los hechos más preocupantes es cuando leo algunas noticias de algunas  ONGs que  tienden a erigirse como portavoces del Sur al que no se da ningún espacio de participación, donde en muchas ocasiones en la cabeza de sus organizaciones colocan a personas inexpertas sólo por el mero hecho de ser del Norte."

Sylvain Nsala

------

Entrevista a Sylvain Nsala

Recordar que el evento se celebrará el 29 de septiembre de 2011 a las 19h en el Palau Robert de Barcelona. La asistencia es gratuita y la inscripción se realiza en este enlace.

------

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Haití, azotado por los terremotos y otros temblores
Manos Unidas no quiere comenzar este año 2019 sin recordar a uno de los países más pobres del planeta: Haití. Allí, después de los últimos... Leer más
Artículo Populorum Progressio por Antoni Babra
San Pablo VI y una encíclica para Manos Unidas
El pasado 12 de diciembre, en la última Asamblea de Manos Unidas Barcelona, su consiliario, Antoni Babra, leyó como inicio de la jornada un... Leer más
Marcha por la paz 2019
Manos Unidas apoya a la Comunidad de Sant'Egidio
Con motivo de la Jornada Mundial por la Paz, la Comunidad de Sant'Egidio, promueve cada 1 de enero de 2019 - por decimoséptimo año... Leer más

Añade un comentario