Primeros contactos con contrapartes de Manos Unidas

El restablecimiento de las comunicaciones en Haití nos está facilitando enormemente la gestión de proyectos de emergencia con nuestras contrapartes en la isla caribeña. Queda mucho por hacer.

En Manos Unidas queremos hacer constar que nuestros socios locales en Haití, organizaciones con las que trabajamos desde hace años, nos aseguran que la ayuda de emergencia va a llegar a los más necesitados, que hay zonas de Haití (que no han sido afectadas por el terremoto), donde se pueden adquirir bienes de primera necesidad. También queremos hacer constar que, una vez pasados los primeros impactos tras la tragedia, y finalizadas las labores de emergencia, comenzará una fase de reconstrucción, que probablemente no será tan mediática, pero en la que nosotros estaremos presentes.

 

A la sede de Manos Unidas siguen llegando peticiones de ayuda acompañadas de testimonios que dan cuenta del alcance de la tragedia.

Testimonios:

Boyer Wilnes, OJUCAH:

“La situación en Haití es muy grave. Hay muertos por todas partes. En todas las familias supervivientes hay tristeza. Es difícil encontrar una que no haya perdido a alguno de sus seres queridos. Los supervivientes no tienen nada que comer ni refugio. Solicitamos su ayuda urgente para ayudar a algunas familias de la zona de Lavial. La ayuda se dedicará a la compra de víveres y a la construcción de refugios provisionales. Contamos con su ayuda.”

 

Jeannot Hyppolite, Endal:

“Le escribo para hacerle partícipe de las condiciones en las que se encuentra la gente la zona de Polly. La mayoría han perdido sus casas. Rara es la vivienda que permanece en pie. La gente de Polly duerme al raso.Solicito ayuda financiera para algunas familias en dificultades. Cuento con ustedes.”

 

Pierre Michel Lozama, Union des Paysans de Biston:

“Estimados amigos, aquí me tienen. Sigo vivo. He perdido mi casa. Sé que debajo de los escombros hay todavía mucha gente. Los cadáveres por las calles de Puerto Príncipe son incontables… Todo es tan triste. Aprovecho esta ocasión para solicitar su ayuda de emergencia para las familias supervivientes, y para la comida y la reconstrucción de casas.”

 

Hermano Lozama Jeanjeune:

Beausejour está casi destruido. La casa de nuestros hermanos allí ya no existe. Un de nuestros hermanos ha muerto en Carrefour. También se han destruido las escuelas en esta zona. Ahora mismo acaba de haber un temblor. Solicitamos ayuda urgente para las familias de Beausejour, adonde se están trasladando muchos de los damnificados de la capital. La gente no tiene nada. Yo mismo llevo cuatro días con la misma ropa. El terremoto ha afectado a todos, sin distinción de clase. Han muerto muchos religiosos.”

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Manos Unidas destinó cerca de 36 millones de euros a proyectos de desarrollo en África, América y Asia
Manos Unidas ha publicado la Memoria Institucional de 2018 en la que rinde cuentas del trabajo realizado en el ámbito de la cooperación al... Leer más
La religiosa igualadina estuvo muy cerca de Manos Unidas
El viernes 21 de junio nos dejó Tere Nogué (1944-2019), misionera igualadina que dedicó toda su vida a ayudar a los demás. Estuvo 17 años... Leer más
Comienza en Senegal el Convenio financiado por Manos Unidas y la Cooperación Española
El 12 de junio se dio luz verde al Convenio denominado «Desarrollo rural sostenible, gobernanza democrática y empoderamiento socioeconómico... Leer más

Añade un comentario