Amadeo Puebla lucha contra la mortalidad infantil en República Dominicana

El misionero Amadeo Puebla vino a Barcelona con motivo de la presentación de la campaña de Manos Unidas “Su mañana es hoy", centrada en la lucha contra la mortalidad infantil.

Durante la primera quincena de febrero, Manos Unidas presenta la campaña anual del 2011 que, con el lema “Su mañana es hoy”, se centra en esta ocasión en la lucha contra la mortalidad infantil. Se estima que cada día mueren 30.000 niños menores de 5 años por causas estrechamente relacionadas con la desnutrición, el hambre y la pobreza.

El misionero de Ciudad Real, Amadeo Puebla, del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME*), vino a Barcelona del 7 al 12 de febrero en el marco de la presentación de la campaña 52 de Manos Unidas. Dio testimonio de su experiencia en República Dominicana, donde ha trabajado durante 9 años en los barrios más pobres (Batey Central) de Barahona, una ciudad cercana a la frontera con Haití.

Amadeo tiene 44 años y volvió a España el pasado mes de julio para realizar algunos trabajos de animación misionera en España. “Pronto volveré a República Dominicana, porque es un país que me ha conquistado el corazón”, dice Amadeo.

Sus últimos meses de trabajo en Barahona estuvieron marcados por la tragedia del terremoto de Haití. Desde el terremoto ha estado 8 veces en Haití.

“Puerto Príncipe está a 90 km de Barahona y sentimos el temblor” – explica Amadeo-. “Nuestra ayuda a lo de Haití fue en principio ayudando y colaborando en hospitales de Barahona con grupos de voluntarios y después organizando y destinando las ayudas que nos llegaban a través de contrapartes locales haitianas como Caritas. Así teníamos garantía que la ayuda llegaba a su destino” –añade el misionero-.

Amadeo insiste en que lo importante es que la sociedad civil haitiana se implique en la reconstrucción. “Si los haitianos no asumen e impulsan los proyectos de reconstrucción, no van a funcionar. No es serio pretender realizar la reconstrucción de su país desde fuera y sin contar con ellos”.

En cuanto a su trabajo en República Dominicana, la mayoría de los niños a los que atiende en el Batey (barrio creado históricamente para los inmigrantes haitianos que venían a Dominicana recolección de la caña de azúcar) son de origen haitiano con graves problemas en alimentación, salud y educación.

“Invitamos a que desde su fe, se vayan creando comunidades eclesiales de base plenamente integradas y conocedoras de su propia realidad. Son los vecinos de los barrios quienes se organizan para resolver sus problemas y nosotros apoyamos los proyectos alimentarios, sanitarios o educativos que proponen. Sólo así hay garantías de que los proyectos funcionan y de que son autosostenibles”.

Entre los proyectos impulsados en los barrios del Batey Central, destaca una escuela para 1.200 alumnos, en la que también se imparten cursos de formación profesional y de alfabetización para adultos. Destacan también dos comedores infantiles en los que se atiende a unos 600 niños, “que estarían desnutridos, en la calle y siendo una gran carga para sus familias”.

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Haití, azotado por los terremotos y otros temblores
Manos Unidas no quiere comenzar este año 2019 sin recordar a uno de los países más pobres del planeta: Haití. Allí, después de los últimos... Leer más
Artículo Populorum Progressio por Antoni Babra
San Pablo VI y una encíclica para Manos Unidas
El pasado 12 de diciembre, en la última Asamblea de Manos Unidas Barcelona, su consiliario, Antoni Babra, leyó como inicio de la jornada un... Leer más
Marcha por la paz 2019
Manos Unidas apoya a la Comunidad de Sant'Egidio
Con motivo de la Jornada Mundial por la Paz, la Comunidad de Sant'Egidio, promueve cada 1 de enero de 2019 - por decimoséptimo año... Leer más

Añade un comentario