Haití: Año 2 después del gran terremoto

Dos años después del seísmo que asoló la isla caribeña, la imagen actual de Haití no es muy diferente de la conocimos en aquellos fatídicos días.

La pobreza, la inestabilidad política y la destrucción causada por el terremoto, que siguen muy presentes en Haití, conforman un cóctel de difícil solución.

La inseguridad política, agravada por las consecuencias del terremoto, causó y sigue creando una permanente situación de inestabilidad que impide en gran medida avances en el desarrollo del país.

No hay más que fijarse en la MINUSTAH (Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití), que está establecida desde el 1 de junio de 2004 y que, casi ocho años después, allí sigue.

Ni siquiera la llegada al poder en mayo de 2011 de Michel Martelly, que tantas expectativas generó, parece haber cambiado las cosas. Y mientras, los haitianos se preguntan dónde están los más de 4.000 millones de dólares prometidos por los países para superar el terremoto.

En Manos Unidas somos conscientes de que la actual configuración económica, social, cultural y de desarrollo de Haití es claramente fruto de la dura historia que ha vivido.

El país caribeño ha sufrido toda clase de expolio de recursos, corrupción e  injerencias externas desde el mismo momento de su “descubrimiento”. Pero también sabemos que en Haití no todo es pobreza y desolación: Gastón, la imagen de la esperanza.

Manos Unidas en Haití
Superadas las diferentes fases de la emergencia en las que Manos Unidas colaboró en todo lo que le solicitaron, se siguen apoyando otros proyectos en el ámbito de la reconstrucción y el desarrollo, sin olvidar que la mayoría de la población se enfrenta desde hace tiempo a un grave problema de inseguridad alimentaria crónica. De hecho, antes del terremoto la mitad de la población no tenia acceso a la ración mínima alimenticia establecida por la FAO.

En este contexto, Manos Unidas pretende ser un apoyo al trabajo de la red internacional de ONGD católicas CIDSE (de la que es miembro) reforzando el trabajo del grupo creado en su momento para apoyar y acompañar el esfuerzo de nuestros socios locales.

Estos dos últimos años se han visto obligados a responder no sólo a lo que era su trabajo habitual antes del terremoto, sino a otras muchas necesidades de muy diversa índole surgidas a su alrededor, con grandes limitaciones de medios humanos, materiales y estructurales.

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Haití, azotado por los terremotos y otros temblores
Manos Unidas no quiere comenzar este año 2019 sin recordar a uno de los países más pobres del planeta: Haití. Allí, después de los últimos... Leer más
Artículo Populorum Progressio por Antoni Babra
San Pablo VI y una encíclica para Manos Unidas
El pasado 12 de diciembre, en la última Asamblea de Manos Unidas Barcelona, su consiliario, Antoni Babra, leyó como inicio de la jornada un... Leer más
Marcha por la paz 2019
Manos Unidas apoya a la Comunidad de Sant'Egidio
Con motivo de la Jornada Mundial por la Paz, la Comunidad de Sant'Egidio, promueve cada 1 de enero de 2019 - por decimoséptimo año... Leer más

Añade un comentario