El documento final no afronta las causas de la crisis alimentaria

La conferencia ha sido una ocasión perdida para atacar de lleno el problema del hambre en el mundo
Tres días ha durado la esperada cumbre de jefes de Estado y de Gobierno convocada por la FAO en Roma. Una cumbre que había despertado grandes expectativas por la gravedad de la situación alimentaria a la que se enfrentan más de 850 millones de personas, y que, lejos de colmar estas expectativas, ha terminado sin un acuerdo claro para combatir, entre todos, el problema del hambre. En resumen, la conferencia ha sido una ocasión perdida para atacar de lleno el problema del hambre en el mundo.

El único compromiso claro ha sido la promesa de financiación ofrecida por diversos países e instituciones. Una financiación que alcanza los 7.000 millones de dólares y que, lógicamente, es más que bienvenida, pero que no soluciona las causas reales de esta hambruna.

El documento pasa “de puntillas” por las políticas económicas que permiten que se especule en el mercado con productos básicos para la alimentación de millones de personas. Claramente, el incremento espectacular del precio de los cereales se debe en gran medida al aumento del precio del petróleo y al cultivo de productos destinados a los biocombustibles; pero no se habla de los monopolios, ni de las barreras comerciales, ni de los subsidios a la agricultura por parte de los países ricos.

A pesar del fracaso y de la falta de acuerdo, por lo menos existe la intención y el compromiso de contribuir -por medio de la inversión en agricultura e investigación-
a garantizar que los países más afectados por la crisis mundial de alimentos, sean capaces de producir lo suficiente para consumo propio en las próximas temporadas de siembra.

El siguiente paso debe ser garantizar, con medidas concretas y efectivas que lleguen al fondo del asunto, que el hambre deje de ser un problema crónico para millones de personas, en un mundo con capacidad más que suficiente para alimentar a toda la población.

Más Noticias ONG que te pueden interesar

"El último cooperante. Para un mundo de igual a igual"
Este martes tuvo lugar en el Auditorio Barradas de Hospitalet de Llobregat la presentación del último libro de Iñaki Alegría, joven... Leer más
Foto de Antonio Sempere publicada en el diario El Mundo el 5 de agosto del 2017
Entrevista a Monseñor Agrelo, arzobispo de Tánger
Monseñor Santiago Agrelo, arzobispo de Tánger, fue una de las autoridades eclesiales que acompañaron al papa Francisco en su viaje oficial... Leer más
El ciclón Idai arrasa el sudeste africano
Manos Unidas sigue enviando partidas de ayuda a Mozambique y Zimbabwe
[Actualización: 15-04-2019] Manos Unidas tiene activa cuenta de emergencia (ES42 0049 6791 7420 1600 0102) para responder a las peticiones... Leer más

Añade un comentario