La conferencia sobre el Cambio Climático va a quedar en nada

Tristemente, y de seguir las cosas en la línea de las primeras jornadas, la conferencia sobre el Cambio Climático que está teniendo lugar en Barcelona va a pasar sin pena ni gloria. Y no sólo en el ámbito mediático, sino también en lo que se refiere a acuerdos y negociaciones. Mientras los desarrollados no se comprometen a cifras concretas para la reducción de las emisiones de CO2, los países en desarrollo hablan de financiación para su adaptación y mitigación de los efectos del cambio climámtico.

 Manos Unidas, como miembro de CIDSE, red de ONG católicas de Europa y Norte América, que lidera la campaña “Desarrollo y Justicia Climática” ha estado presente en algunos de los actos paralelos que, con motivo de la conferencia,  están teniendo lugar en la Ciudad Condal.

La impresión, según transcurren las horas, es que esta conferencia, que debería tener una importancia fundamental como tanteo de las negociaciones internacionales previas a la cumbre de Copenhague de diciembre de este año, va a tener más repercusión por las “puestas en escena” de algunos activistas, que por los avances conseguidos.

La sensación que los representantes de Manos Unidas han sacado de esta conferencia es que “se va a quedar en nada”. Muchos países desarrollados, principalmente Estados Unidos,  no parecen dispuestos a comprometer una cifra clara para las reducciones de CO2 para hasta 2020. La Unión Europea es la única que se ha comprometido a reducir hasta 2020 un 20 por ciento sus emisiones de dióxido de carbono de forma unilateral.

Mientras tanto, los países en desarrollo parecen hablar otro lenguaje que se centra, sobre todo, en un compromiso de apoyo financiero para poder hacer frente a los procesos de adaptación y mitigación frente a los efectos del cambio climático. Y anuncian que, para ellos, la lucha contra el Cambio Climático es, ante todo, una cuestión de supervivencia.

 

Así, Elizabeth Peredo, miembro de la junta directiva de la Fundación Solón, de Bolivia, aseguró que "para quienes sufren los efectos (del cambio climático) hablar de adaptación es casi un chiste. Cuando un barco se hunde, la gente busca sobrevivir, no adaptarse. Por tanto, esto es un tema de supervivencia, y es eso lo que queremos hacer llegar a los líderes de Copenhague, porque creemos que no está presente en las negociaciones con la premura que requiere".

Pero para premura, la del tiempo. Son ya muchos lo que han dejado entrever que esa va a ser la excusa que va a impedir adoptar en Copenhague un acuerdo vinculante, que estipule sanciones para los países que lo incumplan.

Mucho nos tememos que Copenhague además de a “smorebrod” huele a humo.

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Manos Unidas pide la abolición de la trata de personas
Manos Unidas pide la abolición de la trata de personas
El 30 de julio se celebra el Día Mundial contra la Trata 2018 con el objetivo de concienciar sobre la situación de las víctimas del tráfico... Leer más
Jóvenes de Manos Unidas crean un Decálogo Sostenible
Jóvenes de Manos Unidas crean un Decálogo Sostenible
El Decálogo Sostenible de los Jóvenes de Manos Unidas, elaborado por los participantes en el I Campamento Sostenible para Jóvenes de Manos... Leer más
Memorial Joan Gomis 2018
Abierta la participación al Premio de Periodismo Solidario "Memorial Joan Gomis 2018"
El premio "Memorial Joan Gomis 2018" tiene el objetivo de galardonar las mejores obras periodísticas de cariz solidario sobre personas,... Leer más

Añade un comentario