El colombiano Jesús Albeiro Parra apoya la campaña anual

Albeiro Parra conoce muy de cerca la situación en Colombia donde la población sufre los abusos de las guerrillas y los paramilitares.

El padre Jesús Albeiro Parra vive y trabaja en la Diócesis de Quibdo, situada al Departamento de Chocó, en la parte norte del litoral pacífico de la República de Colombia. Junto con el resto de la diócesis se dedica a luchar fervientemente a favor de los derechos humanos de los pueblos y las comunidades de la zona, amenazadas por el conflicto armado que desde hace décadas enfrenta el ejército colombiano con las guerrillas de las FARC y ELN y los paramilitares de las Fuerzas de Autodefensa Unidas de Colombia (AUC).

La situación en Chocó

La peculiaridad de esta zona es la composición de la población que, según el último censo oficial, en un 80% es negra, descendentes de los antiguos esclavos. El resto de población es indígena o mestiza. Además, por el hecho de ser una zona de montaña y selvática, es frecuentada por guerrilleros y paramilitares, según reconoce el informe emitido por el Ministerio Interior de Colombia, en mayo de 2002: "es una región de disputa dónde las violaciones de los Derechos Humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario se han incrementado cada vez más, ocasionando que la población civil se encuentre en medio de dos fuegos". Diferentes comunidades, organizaciones sociales y organismos internacionales emitieron un comunicado como respuesta a esta Orden Ministerial titulado 'Preocupaciones ante la Orden Humanitaria 02'. Entre otras cosas, se quejaban por el hecho que el gobierno no reconocía su participación y responsabilidad en el conflicto armado: "Hemos constatado como ante las violaciones de los Derechos Humanos e infracciones graves al Derecho Internacional Humanitario, hay responsabilidad por parte de instituciones civiles y militares del propio Estado, no simplemente por omisión sino también por colaboración o participación directa".

La experiencia de la Diócesis y el padre Jesús Albeiro Parra

Debido a esta situación, tanto el padre Albeiro Parra como los otros miembros de la diócesis han tenido que levantar la voz y denunciar sin complejos las masacres a la población civil y los asesinatos selectivos de líderes indígenas, llevados a cabo por los grupos de paramilitares como medida de represión y terror psicológico entre una población a la que el gobierno considera proguerrillera. Incluso tubo que afrontar un juicio por injurias y calumnias contra los paramilitares.

"Todas las acciones de guerra tienen como objeto que el segmento de la población se defina a favor o en contra de las fuerzas en contienda", según explica el padre Albeiro. Además, asegura que ante esta situación, la posición de la diócesis es clara: "Tenemos una visión política clara, no es neutra porque, par a dónde va un carro en neutro? Para dónde cualquiera lo quiera empujar. Estamos del lado de las víctimas".

En 2005, la Diócesis de Quibdo recibió el Premio Nacional de Paz de Colombia por su apoyo a las comunidades negras e indígenas de Chocó. Y es que el objetivo de la Diócesis de Quibdo es, sobre todo, contribuir al desarrollo de estas comunidades, a su promoción económica y social, a su autonomía económica. Pero no es una tarea fácil puesto que la economía local está muy desestabilizada: "Las fuerzas de ocupación miran y utilizan los recursos de estos pueblos en clave de economía de guerra" cosa que significa que "todos los recursos son mirados por parte de estas fuerzas como si fueran bienes suyos". Además, tampoco facilita el trabajo el hecho que, en un territorio donde todo el transporte, tanto de personas como de mercancías, se hace por los ríos, el Estado, las FARC y el AUC, paren constantemente la población civil. Hay graves dificultades para que los alimentos, los combustibles y la producción de estas comunidades lleguen a sus destinos.

A parte de esto, y necesariamente, la diócesis también se ocupa de los desplazados por culpa de la guerra. Muchas familias e incluso pueblos enteros, se ven obligados a marchar de su casa para huir de la violencia.

Más Noticias ONG que te pueden interesar

"Por las personas que migran y buscan refugio"
Manos Unidas ha participado en la celebración interreligiosa y interconviccional en solidaridad con las personas que buscan refugio en... Leer más
Manos Unidas apoya a los damnificados por el Volcán de Fuego en Guatemala
Manos Unidas apoya a los damnificados por el Volcán de Fuego en Guatemala
La erupción del Volcán de Fuego de Guatemala el pasado 3 de junio ha dejado hasta la fecha un millón setecientas mil personas damnificadas... Leer más
La música y la solidaridad llenan el Monasterio de Pedralbes
Casi un año después y en el mismo escenario, el Monasterio de Pedralbes, la Coral Sant Ignasi volvió a repetir el éxito de su concierto... Leer más

Añade un comentario