Ayuda de emergencia para paliar el hambre en Etiopia

Manos Unidas acaba de enviar 50.000 euros, destinados a la adquisición y distribución de semillas, a la localidad etíope de Wukro, donde a la crisis alimentaria, derivada del incremento de los precios de los cereales y de la disminución de las ayudas internacionales, hay que sumar una grave sequía que amenaza con sumir a la población en una grave hambruna.

La localidad de Wukro está situada en el norte de Etiopía, en la Región de Tigray, muy cercana a la frontera con Eritrea. Se trata de una región montañosa y pedregosa con un clima semiárido, que lleva cinco años seguidos padeciendo sequías. La población vive principalmente de la agricultura y el pastoreo, con una economía de subsistencia, pero debido a la fragmentación de la tierra cultivable, al relieve montañoso, los suelos altamente degradados y los anticuados métodos de cultivo que se utilizan, la producción agrícola y ganadera es muy baja.

 

Las precipitaciones de las dos últimas estaciones de lluvias, que suelen producirse en marzo y en los meses de julio y agosto, están siendo muy escasas e irregulares, por lo que el ganado se ha quedado sin apenas pastos y la cosecha de cereales solo va a alcanzar la quinta parte de lo esperado. La poca cosecha que pudieron conseguir los labradores allí donde llovió algo más, fue consumida por la familia.

 

Como consecuencia, muchos de los animales han tenido que venderse a bajo precio o ser sacrificados y una población de 83.910 personas afronta la nueva estación de lluvias sin semillas para plantar. El gobierno central ha declarado que no tiene los medios suficientes para cubrir las necesidades de grano de esta población, por lo que la administración local ha pedido ayuda a los Padres Blancos de Wukro.

 

El responsable de proyecto es el padre Angel Olaran, que lleva más de 14 años al frente de la misión de los Padres Blancos en Wukro. Olaran ha solicitado la ayuda de Manos Unidas para adquirir a las cooperativas y granjeros de una zona del sur del país, semillas de trigo de buena calidad y resistentes a la sequía (variedad pavón), cuya paja es, además, un buen alimento para el ganado, y distribuirlas a 5.420 habitantes de la zona.

La contraparte realizará el proyecto en estrecha colaboración con las autoridades locales, que le han cedido un almacén para guardar el grano para su posterior distribución, que se hará en camiones alquilados para este fin.

Más Noticias ONG que te pueden interesar

Manos Unidas destinó cerca de 36 millones de euros a proyectos de desarrollo en África, América y Asia
Manos Unidas ha publicado la Memoria Institucional de 2018 en la que rinde cuentas del trabajo realizado en el ámbito de la cooperación al... Leer más
La religiosa igualadina estuvo muy cerca de Manos Unidas
El viernes 21 de junio nos dejó Tere Nogué (1944-2019), misionera igualadina que dedicó toda su vida a ayudar a los demás. Estuvo 17 años... Leer más
Comienza en Senegal el Convenio financiado por Manos Unidas y la Cooperación Española
El 12 de junio se dio luz verde al Convenio denominado «Desarrollo rural sostenible, gobernanza democrática y empoderamiento socioeconómico... Leer más

Añade un comentario