La Agenda 2030 del Desarrollo

Contiene los 17 objetivos de aplicación universal que rigen los esfuerzos de los países por lograr un mundo sostenible en 2030

Citando textualmente, en la web oficial de las Naciones Unidas se puede leer:

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM, que se lanzaron en 2000 fijaron 2015 como el año objetivo. Reconociendo el éxito de estos objetivos -y el hecho de que se necesitaba una nueva agenda de desarrollo para después de 2015- los países acordaron en 2012 en Río+20 (véase más adelante), en la Conferencia sobre el Desarrollo Sostenible, establecer un Grupo de Trabajo Abierto para impulsar un conjunto de objetivos de desarrollo sostenible.Tras más de un año de negociaciones, el Grupo de Trabajo Abierto presentó su recomendación para 17 objetivos de desarrollo sostenible. A principios de agosto de 2015, los 193 estados miembros de las Naciones Unidas llegaron a un consenso sobre el documento final de la nueva agenda

Transformando nuestro Mundo: la Agenda de Desarrollo Sostenible de 2030

En septiembre de 2015, más de 150 jefes de Estado y de Gobierno se reunieron en la histórica Cumbre del Desarrollo Sostenible en la que aprobaron la Agenda 2030. [...] Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS-SDG, son herederos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM-MDG, y buscan ampliar los logros alcanzados con ellos, así como conseguir aquellas metas que no fueron alcanzadas.

Estos nuevos objetivos presentan la singularidad de instar a todos los países, sean ricos, pobres o de ingresos medios, a adoptar medidas para promover la prosperidad a la vez que protegen el planeta. Reconocen que las iniciativas para acabar con la pobreza deben ir de la mano de estrategias que favorezcan el crecimiento económico y aborden una serie de necesidades sociales, entre las que cabe señalar la educación, la salud, la protección social y las oportunidades de empleo, y, a su vez, luchen contra el cambio climático y promuevan la protección del medio ambiente.

Aunque los ODS no son jurídicamente obligatorios, se espera que los gobiernos los vayan adoptando como propios y establezcan marcos nacionales para su consecución. Los países tienen la responsabilidad primordial del seguimiento y examen de los progresos logrados en el cumplimiento de los objetivos, para lo que resulta necesario recopilar datos fiables, accesibles y oportunos. Las actividades regionales de seguimiento y examen se basarán en análisis llevados a cabo en el ámbito nacional, y contribuirán al seguimiento y examen a escala mundial.

La cooperación para el desarrollo a nivel internacional multilateral

Los ODS se aprobaron en 2015 como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible

Son un llamamiento universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar unas ciertas... Leer más

Pinceladas históricas sobre política multilateral internacional

Manos Unidas y la Agenda 2030 para los ODS

El concepto del 0,7%: porcentaje del PIB fijado por la ONU como ayuda al desarrollo