Manifiesto Campaña Manos Unidas 2017

Campaña 58 "El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida"

Como denuncia la FAO, a pesar de que se produce lo suficiente para alimentar a casi el doble de la población mundial actual, todavía sigue habiendo casi 800 millones de personas que no pueden comer, a las que se niega el derecho fundamental a alimentarse. Según el Informe del Programa Mundial de Alimentos (2015), el hambre representa el mayor riesgo para la salud en el mundo, porque mata a más personas cada año que el sida, la malaria y la tuberculosis juntos. Supone el mayor atentado contra la dignidad de las personas.

El fundamento de la lucha contra el hambre, que Manos Unidas comparte también con otros actores de la sociedad civil, radica en la defensa efectiva del derecho a la alimen- tación para todas las personas. En este sentido, nuestra Organización trabaja:

  • Acompañando procesos de gobernabilidad democrática para exigir políticas favorables a una alimentación adecuada.
  • Apoyando proyectos de seguridad y soberanía alimentaria, compatibles con la sostenibilidad medioambiental.
  • Participando en la denuncia de mecanismos que provocan o mantienen el hambre en el mundo.

El hambre es un problema social con implicaciones éticas que exigen una respuesta decidida, tanto a nivel de Estados como a nivel internacional; respuesta que desde Manos Unidas se articula adecuadamente en torno a principios como la solidaridad, la defensa del bien común, la opción por los pobres y el reconocimiento del destino universal de los bienes.

Esta Campaña de Manos Unidas, fundamentada en la dignidad de las personas y su derecho a la alimentación, se concreta en tres compromisos:

COMPROMISO CON UNA COSECHA DE ALIMENTOS PARA EL CONSUMO HUMANO, NO PARA LA ESPECULACIÓN.
Nuestro propósito es hacer ver que los alimentos han dejado de ser comida para saciar el hambre de las personas, para convertirse en un activo financiero más con el que muchos inversionistas pueden especular para ganar dinero. Queremos denunciar la especulación con el precio de los alimentos; sensibilizar y capacitar sobre la producción diversificada; crear sistemas de almacenamiento y conservación de alimentos y gestionar los excedentes a nivel local.

COMPROMISO CON UNA COSECHA RESPETUOSA CON EL MEDIOAMBIENTE.
Queremos promover un consumo y producción sostenibles en torno a la agricultura familiar. Pretendemos sensibilizar a la población sobre nuestro alto nivel de consumo que refuerza modelos agroindustriales con consecuencias medioambientales; y capacitar a las comunidades sobre técnicas de mejora de la productividad agrícola compatible con la sostenibilidad medioambiental y de conservación de las cosechas.

COMPROMISO CON UN APROVECHAMIENTO RIGUROSO DE LOS ALIMENTOS QUE EVITE LA PÉRDIDA Y DESPERDICIO DE ALIMENTOS.
Promovemos un sistema alimentario que permita un aprovechamiento integral de la producción, evitando la pérdida y desperdicio de alimentos. Para ello apoyamos prácticas agrícolas adecuadas de cosecha, de transformación, de transporte y conservación; denunciamos la realidad de la pérdida y desperdicio de alimentos y sus consecuencias éticas, económicas y de contaminación; fomentamos un consumo responsable y una vida más solidaria y sostenible mediante un cambio de hábitos de compra y consumo.

En 2017 plantamos cara al hambre con nuestro compromiso: compromiso con una concepción de los alimentos como comida para seres hu- manos y no como negocio; compromiso con una agricultura sostenible y compromiso con un aprovechamiento integral de la producción que evite la pérdida y desperdicio de alimentos.
Porque, como dice el lema de nuestra Campaña de este año: EL MUNDO NO NECESITA MÁS COMIDA NECESITA MÁS GENTE COMPROMETIDA.

Manos Unidas
Manos Unidas es la Asociación de la Iglesia Católica en España para la promoción y el desarrollo de los países más empobrecidos. Desde su fundación en 1960 trabaja para acabar con la escandalosa lacra del hambre en el  mundo.

Descárgate aquí el pdf del manifiesto.