La campaña de Manos Unidas 2017 apuesta por el derecho a la alimentación

Cómo entiende Manos Unidas el derecho a la alimentación

En Manos Unidas nos fijamos de manera especial en el Derecho a la Alimentación, reconocido a nivel internacional -en el artículo 25 la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 y en el artículo 11.2 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1966- y, pese a ello, sistemáticamente vulnerado.

El ex relator especial de la ONU Olivier de Schutter asegura que es «el derecho a tener acceso, de manera regular, permanente y libre, sea directamente, sea mediante compra en dinero, a una alimentación cuantitativa y cualitativamente adecuada y suficiente, que corresponda a las tradiciones culturales de la población a la que pertenece el consumidor y que garantice una vida psíquica y física, individual y colectiva, libre de angustias, satisfactoria y digna».

En Manos Unidas asumimos esta definición y nos unimos a otras instituciones de la sociedad civil para participar en la lucha contra el hambre y por el derecho a la alimentación:

-Acompañando en los procesos de gobernabilidad democrática que permitirán un respeto efectivo del derecho a la alimentación adecuada.
-Apoyando la realización de proyectos de seguridad alimentaria, compatibles con la sostenibilidad medioambiental.
-Participando en la denuncia de mecanismos que provocan o mantienen el hambre en el mundo.